…Mi vida sin ti, cine

El exorcista, El último tango en Paris, Gritos y susurros, American graffiti, Tal como éramos, La noche americana, Jesuscristo Superstar, El golpe, Amarcord, El dormilón, El espíritu de la colmena… Mientras estaba dando patadas en la barriga de mi madre, estos maestros del celuloide parieron estas películas. Y creo que en alguna parte de mi felliniano kilo 800 gramos, ya sabía que el cine iba a ser parte indivisible de mi vida.   

Todos los acontecimientos importantes de mi vida han estado ligados a una película o una serie. La primera peli que recuerdo haber visto en la gran pantalla es E.T. Tal vez se debe a que justo ese año se separaron mis padres –Anillos de oro marcó a toda una generación-. Algo después, me colé a La rosa púrpura del Cairo –era para mayores de 18  ;D- y, desde entonces, mi vida se convirtió en un intento de cruzar al otro lado de la pantalla, al lado de la ficción, a ser posible para siempre, como los personajes de Allen…

 

Mi madre, sola y con dos hijas que sacar adelante, salió a la calle a vender enciclopedias mientras mi hermana y yo nos cuidábamos mutuamente. Hasta que mi madre, con mucho esfuerzo, nos hizo el mejor regalo que he tenido en mi vida: Un vídeo VHS… A partir de ahí, el cine se convirtió en nuestra niñera. Y no lo digo como reproche, sino como un gran acierto, ya que aquellos dos videos que alquilábamos cada fin de semana en el videoclub de la esquina, lograban que nos fuéramos a la cama re-felices… La economía no era muy boyante, así que el resto de la semana repetíamos, una vez tras otra, las dos pelis grabadas en la única cinta VHS que poseíamos: Grease y Teenwolf… Esa cinta, a pesar de su extraño contenido, era nuestro más preciado tesoro… 

La verdad es que le debo mucho al cine. Ha estado conmigo, siempre… Tras una pelea con mi novio o con mi madre, nos sentábamos a ver una peli y se nos quitaba todo. Con las miles de historias que he visto, he aprendido a relativizar los golpes de la vida, a saber las cosas de sexo que no me atrevía a preguntar – y no se admiten más preguntas señoría-; bueno, y también, gracias a las “realistas” pelis románticas, le debo tooooda la confusión que tengo en mi cabeza sobre lo que es el ¿amor?… Y lo más importante, a través del séptimo arte y de mi pasión por él, he conocido a los que hoy son mis mejores amigos. 

Hay gente que tiene una canción para cada estado de ánimo, pues yo tengo una filme, o una serie. El cine nunca me ha fallado y me ha hecho sentir… ¡viva! Me ha hecho partirme de risa, tener esperanza, llorar a mares, reflexionar, creer en mí y en mis sueños, desear abrazar o llamar a alguien, o abofetearle, me ha provocado indignación, vergüenza, orgullo, tener ganas de pedir perdón y de perdonar… Pocas veces me ha dejado indiferente.  

Hoy, tengo el privilegio de vivir de contar historias, y también se lo debo al celuloide. No sé que hubiera hecho sin él, me hubiera vuelto (más) loca. Bueno, seguro que muchos al leer esto ya piensan que lo estoy. Y es cierto ;D, estoy loca, por la ficción y “well,  nobody is perfect…” (Y LA LANCHA SE PIERDE EN EL MAR ARRASTRANDO EN ELLA A UNA EXTRAÑA PAREJA) .

PD: Tengo una lista de directores, series y pelis a las que dar las gracias, pero era más larga que este post formato Scotex, así que… Sólo les diré el filme con la que entendí que el cine y yo íbamos en serio: Cinema paradiso

  

Anuncios

~ por Guiolista en 12 febrero, 2010.

2 comentarios to “…Mi vida sin ti, cine”

  1. En primer lugar, me gustaría felicitarte por haber cogido el toro por los cuernos y no haber dejado pasar la oportunidad de volcar toda tu ilusión en un blog. ¡Al fin alguien hace caso a alguno de mis consejos!

    Mis comentarios más críticos me los guardo para decírtelos en privado (no son importantes). Ahora lo que toca es hablar de cine.

    Me ha gustado cómo transmites en tu post cosas que todos hemos sentido, al menos los aficionados por el séptimo arte, y que es precisamente lo que provoca que nos encante vivir esas historias a través de la pantalla.

    Hablas de las dos películas VHS que tenías de pequeña. Yo tenía también sólo un par. La primera, “Los Robinsones de los mares del Sur” que estaba grabada de la tele y no tenía final. No obstante, mis hermanos y yo nos la poníamos todas las tardes al llegar de la guardería. Algunos años después la vi en la televisión y descubrí que la película no terminaba en mitad de la batalla contra los piratas, jajaja (siempre me había parecido un final extraño). La otra peli, fue la primera original que tuvimos, “La sirenita”. Por supuesto, me aprendí las canciones de memoria y es posible que mi inocencia ante el amor y mi adicción por el género de comedia romántica proceda de entonces.

    Quiero añadir, que tu historia me recuerda también a la de un amigo, cuyo padre siempre estaba de gira, cuya su madre acabó divorciándose de él y su vía de escape fue el cine. Ahora, fanático confeso de Spielberg, se intenta abrir camino en el mundillo como director.

    ¡Mucha suerte con el blog! Es fácil que con el tiempo lo vayas abandonando (así somos los humanos), pero no lo permitas. ¡Ánimo!

    • Como dice mi “avatar”, estoy “sin palabras…” Gracias

      Y… dosificaré mi entuasiasmo. De todos modos, mi historia con el cine -la ficción- es cosa seria. Tanto, que espero envejecer con él, despotricando de cómo el cine de antes era mejor que el de después :D. Así que, si una artritis reumatoide galopanto no me lo impide, le estaré dando a la tecla como si me lo hubiera dicho un cura: “En lo bueno y en lo malo, en la salud y en la enfermedad, hasta que Keyser Söze nos separe”;D. ¡LARGA VIDA AL BLOG! :DDD.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: