Como Meryl “Street”…

(CANDE, PUTA BUSCA CUENTO) Un cliente romántico me invitó al cine y me dejó escoger peli. Soy fan de la Meryl “Street” –se escribe así, ¿no? Es que yo domino el francés pero el “inglé”… Como no hay postura, pues no se me queda-; en fin, que como la “Street” me fascina, no tuve dudas y escogí  “It complícate” –Guiolista al rescate: Cande se refiereIt´s complicated (2009), con guión y dirección de  Nancy Meyers-.  Y qué quieren que les diga, tenía que haber llevado tres cajas más clínex, porque entre que lloro de verdad y de risa, no di abasto.

Debo confesarles que me quedé dormida, dos veces –es que me llevó a la matinal, y ésa es muy mala hora para las de mi oficio-. De todos modos, lo pasé muy bien y hubo dos escenas -ambas en un ascensor, qué curioso- con las que me sentí identificadísima.

En una, la “Street”, que se siente más sola que la una, entra en un ascensor y, tras ella, sube una pareja de enamorados. Meryl  los mira con sana envidia mientras los tórtolos se hacen arrumacos y besuquean… ¿Cuántas veces no me he sentido así? Feliz de que una media naranja haya encontrado su mitad y, a la vez, triste, consciente de que la mía… Bueno,  que tal vez tenga que buscar medio limón, porque las naranjas parecen que escasean en estos tiempos.

La otra escena, también me ha pasado jajaja y, en su día, me fui a casa a llorar, pero ahora sólo puedo recordarla riendo.  La “Streep” acaba de ir a escondidas a la consulta de un cirujano plástico, quería retocarse los párpados. Pero cuando el señor de bata y sonrisa blanca le explica que para eso le tienen que rajar la piel pasada la frente, estirarle como si fuera masa de croissant y luego volverla a cerrar, cosiéndosela onda Frankenstein,  Jane –que es como se llama la Meryl en la peli- sale por patas  y se escabulle por el ascensor.

 Una vez dentro, se cree a salvo, pero no. En la siguiente planta, el elevador se detiene y nada más y nada menos, que  su ex marido, la nueva esposa de éste, el hijo de ella y… bueno, mejor que lo vean…

La verdad es que compadezco a Jane,  volverse a liar con un ex es lo peor que hay. Más cuando una ya ha superado todo y se cree a salvo de nuevos tsunamis emocionales.

A pesar de mis cabezaditas durante la proyección, les cuento que vi lo bastante como para decirles que ya me gustaría a mí tenerlas tan bien puestas como la “Street” cuando tenga su… madurez. Porque otra cosa no, pero escenas de cama, le sobran a la película… ¿Y quién ha dicho que un cuerpo maduro no puede ser sexy?

From Cande with love

Anuncios

~ por Guiolista en 3 marzo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: