Somos como la hoja de un cuchillo…

Estaba sentado entre el infernal ruido de aquellas máquinas, pero él era sordo así que no le molestaba. Probablemente, ese ruidoso lugar era el único sitio donde podía estar realmente solo, y pensar. Pensar si debía o no, secuestra a la hija de un rico empresario y así conseguir dinero para comprar un riñón a su hermana en el mercado negro… ¿Tú lo harías? ¿Qué estarías dispuesto a hacer por salvar la vida del ser que más amas? ¿Hasta dónde llegaría?…

Sympathy for Mr. Vengeance (Guión de Yong-jong Lee, Mu-yeong Lee, Jae-sun Lee y Chan-wook Park. Dirigida por Chan-wook Park. 2002) es una brutal pero gratificante historia donde el amor y la venganza son los ejes sobre los que giran las vidas de sus personajes.  

Hace unos días conté lo que me impactó Oldboy, de este mismo director. Bien,  Sympathy for Mr. Vengeance es la primera de las tres cintas que conforman la trilogía sobre la venganza del director coreano  Chan-wook Park (Sympathy for Lady Vengeance  es la tercera, que espero ver pronto) .

Sympathy for Mr. Vengeance me ha capturado más aún, si cabe, que Oldboy. Tanto a nivel estético como de guión. Siempre me han fascinado los cineastas fríos –tal vez por eso me llegan tanto las historias de Haneke, Tarkowski o Bergman, aunque a mucha gente, siempre que se lo digo, les parece una pose y no comprenden cómo me puede conmover un cine que encuentran tan leeento y aburrido. Bueno, tal vez yo soy aburrida, y fría. No lo sé-. Me deja boquiabierta la pasión que encierra el distanciamiento y la frialdad. ¿Y hay algo más frío y pasional al mismo tiempo que una premeditada venganza?

Lo que más me vuelve loca de esta historia es que muestra las dos caras de las vidas de sus protagonistas. Unas vidas igual que la hoja de un cuchillo: que sirve para matar y para untar mermelada. También la banda sonora: rechinante música y continuos silencios, perfectamente hilado con el relato. Aquí no hay plano, ni diálogo, ni sonido gratuito, ni siquiera el silencio. Y más en este caso que uno de los personajes –mi favorito-, es sordo y, sin embargo eso no lo hace menor que el resto, ni siquiera es tratado por ello de forma especial.

Tráfico de órganos, bandas terroristas, sindicatos anticapitalistas, secuestros, accidentes, tortura, fugitivos, suicidios, violaciones, asesinatos, VENGANZA y en medio de ese caos, el humor negro como única salida para poder seguir sentado en el sofá viendo esta historia… de amor. Porque en el fondo, es eso, una triste historia de amor:  de un hermano por su hermana y de un padre por su hijita.

Estuve pensando que lleva a alguien a hacer una trilogía sobre la venganza. Pero a hacerla con ese tacto, con esa violenta sensibilidad que te pone el corazón en un puño y te lleva a empatizar con los personajes de forma que descubres lados de ti que desconocías…  Después de darle vueltas al asuntos, sólo encontré una respuesta: el amor.

Anuncios

~ por Guiolista en 7 marzo, 2010.

2 comentarios to “Somos como la hoja de un cuchillo…”

  1. Sé que eres una buena persona, pero tengo que matarte :)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: