Imaginar 6 cosas imposibles antes del desayuno

En la peli de Tim Burton, Alicia en el País de las Maravillas (2010) el padre de Alicia es un hombre entusiasta y abierto que enseña a su hija a soñar lo imposible. Antes del desayuno, siempre le pide que imagine 6 cosas imposibles…  Y qué buen ejercicio durante 20 años, ya que su entrenada imaginación es la que salva de convertirse en una marioneta humana sin criterio…

Cuando Alicia tiene que enfrentarse a su destino y tomar una decisión sobre el camino a seguir en su vida, recuerda esta peculiar enseñanza paterna y se repite a sí misma 6 cosas imposibles que le han sucedió en ese tiempo que pasa en el País de las Maravillas: 1) Beber una poción que la hace menguar. 2) Comer un pastel que la hace crecer. 3) Animales que hablan. 4) Viajar en un sombrero. 5) Un gato que sonríe y la sexta… mejor no os la digo porque no quiero fastidiar a los que no han leído el libro el final de la peli XDDD

En medio de la incertidumbre en la que vivo estos días, me ha pasado algo genial. Estaba deseando ver Alice in Wonderland, pero mi absurda economía de estos últimas semanas no me lo iba a permitir ni por asomo. Entonces, ocurrió el milagro: me invitaron al pase de prensa de la película. Así que he visto la peli en 3D, V.O.S., gratis y una semana antes de que se estrene en España (se estrena el 24 de marzo): tropecientas mil gracias, Sr Piñero XDDD.

Para una admiradora de Tim Burton, como la que os escribe, esto es un lu-ja-zo… Bueno, reconozco que Tim  tuvo un desliz con El planeta de los Simios pero, de resto, es un crack y me fascina su loco e inusual mundo que Jonh August ha sabido escribir tan bien. Aunque en este caso, el guión de Alicia no lo firma August  y  lo deja bien clarito en su blog: “With that clarification out of the way, let me explain a strange fact of my career: I’ve not written Alice in Wonderland three times. It’s a recurring motif”. Y si controláis algo de inglés, en el blog de August: http://johnaugust.com/archives/2010/on-alice-in-wonderland , podéis saber más entresijos de cómo se gestó esta maravilla de peli…

La guionista de Alice es Linda Woolverton, que, a mi modo de ver, ha hecho una brillante adaptación de la novela de Lewis Carroll. Ha recogido muy bien los matices de esta compleja y rica historia, consiguiendo que sea una película muy interesante tanto para los “bajitos” como los adultos…  

Probablemente los fans de Carrol no opinen lo mismo y no estén plenamente satisfechos con la adaptación, pero… señor espectad@r, un libro jamás, jamás podrá ser igual que su película. De hecho, como dice Haneke, el cine se asemeja más a la música que a la literatura. Es una cuestión de ritmo. Si trasladáramos el ritmo literario a las imágenes, antes del primer acto, cogerían sus palomitas  y abandonarían la sala de cine -bueno, usted, Sr Artily obviaría el asunto de las palomitas, por supuesto-… Por favor, cada arte tiene su encanto. ¿A que a nadie se le ocurriría comparar un instantánea de Cartier Bresson con un fresco de Goya, por ejemplo?  Pues eso…

Aunque Mia Wasikwoska, la actriz que hace de Alicia está magnífica, el amigo Johnny Depp, que hace de sombrerero loco, se la come con patatas desde el primer segundo que entra en escena.  Y vale que Burton no necesita a Mr Depp para hacer una buena peli, pero reconozcamos que Johnny es como el avecrem: las enriquece…

Helena Bonham Carter, que hace de la malvada reina de corazones, está sublime, sobre todo cuando grita iracunda: “off with his head (Que le corten la cabeza)”…  Y tiene un look que dejaría boquiabierto hasta al más atrevido de los sombreros… Porque otra cosa no, pero el mundo Burton desborda originalidad…

La parte de animación no se queda atrás: una maravillosa y extraña naturaleza que nada tiene que envidiar a la de Avatar, monstruos, animales jurásicos, un ejército de cartas, una liebre que requiere de psicoanálisis urgente, unos gemelos divertidamente desorientados. Ah, la oruga azul con la voz de Alan Rickman tampoco tiene desperdicio. Y una mención especial a Stephen Fry que pone la voz Cheshire, el gato de esa eterna sonrisa que nunca sabes si es de lindo gatito o de inquietante felino…

Muchas sensaciones y pensamientos en mi cabeza al terminar la película: Ternura, belleza, tristeza, madurez, asombro, admiración, esperanza… Transformación. Como la oruga azul se convierte en mariposa, cierta parte de mí salió de modo diferente al que entró a ver la película: la niña que hay en mí sintió que había descubierto algo nuevo y excitante -aunque debo confesarles que esta niña es muy impresionable XDDD-.

Seguro que dentro de un par de años, o tal vez meses, a nadie le importe esta cinta y sólo aparecerá como una película más en el IBDM de Burton, Woolverton o Depp pero… ahora es ahora y, desde mi punto, y más allá del 3D y del despliegue de efectos especiales, merece la pena ir a ver esta película…

Por cierto, ¿en qué se parece un cuervo a un escritorio?

Anuncios

~ por Guiolista en 18 marzo, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: