Profeta 211

(MATALEÓN, FIGHTER POFESIONAL) Me parece muy curioso que tanto en España como en Francia las dos películas punteras del año transcurran en una cárcel. Y me llama la atención que ambas tengan el mismo mensaje de fondo: la cárcel en países tan “civilizados” como estos, no te rehabilita sino que termina por sacar lo peor de ti.

En España, Celda 211 –guión adaptado por Daniel Monzón y Jorge Guerricaechevarría-…

… y en Francia, Un  prophète –escrita por Thomas Bidegain y Jacques Audiard-.

En Celda 211, un funcionario de prisiones se tiene que hacer pasar por preso al quedar atrapado en medio de un motín. El vertiginoso ritmo de los acontecimientos lleva al funcionario a tener que camuflarse tan bien para sobrevivir, que termina siendo un criminal más del centro penitenciario. Y lo más interesante del proceso es que el espectador termina del lado del funcionario, aún después de convertirse en criminal.

En Un  prophète, un joven árabe de 19 años ingresa en prisión con una condena de 6 años. La vida tras los muros de la cárcel francesa es dura, pero el joven, que en principio era carne muerta, despliega poco a poco un potente carisma capaz de hacer frente incluso a los individuos más peligrosos del lugar: la mafia corsa –señor Artily, no es nada personal, sólo negocios ;)-. Así, un ladrunzuelo de tres al cuarto sale hecho todo un criminal profesional.

Celda 211 tuvo 16 nominaciones en la pasada edición de los Goya, de las que ganó 8. Entre ella, el Goya a mejor guión adaptado. Sin contar el éxito de taquilla, dentro y fuera de España. Un  prophète fue una de las triunfadoras del pasado Festival de Cannes y seleccionada por Francia como candidata al Oscar 2010 en la categoría de película de habla no inglesa; y es otro taquillazo allá donde la estrenan. ¿Qué quiere decir esto? Que hay mucha gente, de muy diversos países y culturas, que han visto estas películas y las han sentido como una realidad suya… Algo falla en este sistema tan “civilizado”, ¿no creéis?

Dos formas muy diferentes de afrontar, estética y dramáticamente, una misma realidad, pero dos resultados iguales: ¿la cárcel rehabilita o fabrica mejores criminales? Y es que hay otro punto que une a estas películas: en ambas lo que mueve al protagonista a sacar lo peor de él es… la supervivencia. Ser un cabrón o morir, ¿dudaríais en escoger? Jodido, eh… Como diría el colega Malavida: “De aquí no sales vivo”

Mataleón will be back

Anuncios

~ por Guiolista en 20 abril, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: