TERMÓMETRO

TERMÓMETRO

Por Paco Frisuelos

Tengo que admitirlo: no soy nada sentimental.

No me gusta perder el tiempo recordando épocas pasadas supuestamente mejores, ni fantaseo con aquello del “pudo haber sido y no fue”. Ni siquiera me gusta jugar con la nostalgia, ni echo de menos a quienes por una u otra razón desaparecieron de mi vida.

Sí, lo admito sin reparos: soy muy frío, o quizás sería más apropiado decir que soy un tío práctico que sabe sacar el máximo provecho de su tiempo y vive el presente sin mirar atrás.

Y, sin embargo, hoy me ha ocurrido algo fuera de lo corriente, tan impropio de mí que me ha pillado desarmado y no he sabido reaccionar. No sé muy bien cuál ha sido la causa que ha activado algún resorte de la caprichosa memoria, quizás la absurda canción de ritmo machacón pero tremendamente contagioso que ha explotado en mi coche mientras jugaba con el dial; o el anuncio promocional de aquella región murciana empeñada en masificar cada verano lo que cuando yo era niño sólo disfrutábamos unos pocos. Puede que fuera algo aún mucho más insignificante, algo realmente tonto, pero suficiente para escarbar en un recóndito lugar de mi interior que yo creía inexpugnable y del que han ido brotando, en un encadenado vertiginoso, las imágenes de un tiempo lejano.

Así, he vuelto a tener que ayudar a mi padre con los preparativos del viaje, refunfuñando por tener que hacerlo sin poder escaparme en mi bici en mi primer día de vacaciones; he vuelto a sentir el olor del salitre al llegar al camping tras un viaje interminable y emocionarme, una vez más, al ver el mar como si fuera la primera vez; he disfrutado al reencontrarme con mis amigos de cada verano: Josito, el hijo del dueño, que nos sacaba fantas gratis del bar; Chema que como vive en Francia siempre traía alguna historia guarra de las cosas que hacía con sus compañeras de clase y Fernando al que veíamos poco porque, como siempre, se pasaba el verano estudiando para recuperar en Septiembre. También, he protestado infantilmente por tener que guardar la digestión durante tres horas y me he entretenido en matar las moscas que se paseaban por el hule libando los restos del melón de cada mediodía; he sentido la emoción de una película de monstruos en la pantalla de un cine al aire libre mientras comíamos pipas; y me he divertido como nunca matando las horas antes de ir a la cama jugando a las cartas con mis amigos, soñando que en realidad estábamos en una timba en Chicago. He descubierto una vez más el placer de fumar a escondidas los primeros pitillos y de sentirme mayor al probar el alcohol por primera vez mientras jugábamos a “Beso, verdad o atrevimiento” con unas chicas que nunca se atrevían a nada ni siquiera a decir la verdad ni a abrir la boca cuando nos tocaba besarlas.

Pero, sobre todo, sin saber muy bien porqué, se ha presentado ante mí la imagen de Laura, la mejor amiga de mi hermana, con su aire de gran ciudad, su larga y salvaje melena con las puntas clareadas por el sol y su sonrisa de anuncio. La he visto inalcanzable y perfecta a sus 15 años, dos más que nosotros, los suficientes para ser invisibles cuando nos la cruzábamos. Y me he vuelto loco al recordar las noches en vela ensayando cómo declararme, he sentido otra vez la excitación al recordar la visión fugaz de sus aún incipientes pechos  y me he estremecido de placer al sentir los primeros orgasmos que mis manos provocaban haciéndose pasar por las suyas. La he visto subir en el coche y despedirse de mi hermana y gritarle que se verían el año siguiente, aunque nunca lo cumpliera. Ni el siguiente, ni ningún otro verano.

Ha sido entonces, en ese preciso momento, cuando una lágrima, al cruzar mi mejilla, me ha devuelto a mi presente. La he secado con el dorso de mi mano, he esbozado una sonrisa y he continuado mi camino.

Anuncios

~ por Guiolista en 9 junio, 2010.

Una respuesta to “TERMÓMETRO”

  1. hey whats your myspace page.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: