THE WIRE… When it´s not your turn (McNulty)…


When it´s not your turn es una de las frases del personaje más emblemático de The Wire, Jimmy McNulty . Así comienza cada episodio de la brutal serie The Wire, con una frase entre sacada de los diálogos. Frases que condensan de un modo tan realista como inteligente la esencia de cada episodio…

Para los que ya han visto The Wire esto será un agradable paseo por la memoria, para los que no la han visto… nunca es tarde para sentarse a disfrutar una obra maestra de la TV…


The Wire (La escucha) es una serie de TV (2002-2008) ya de culto que a través de los ojos de policías algo tocapelotas pero eficiente, McNulty (Dominic West), narra la investigación de un asesinato con  implicaciones de asuntos de drogas en los barrios bajos de la ciudad de Baltimore –la ciudad más poblada del Estado de Maryland, al noreste de EE.UU. -. Allí, policía y traficantes se disputan a diario el control de las calles. Gracias a la pericia y picardía de McNulty,  éste y un grupo de polis de lo peor de cada departamento – o eso piensan sus superiores-   son asignados a la detención de un importante cartel de droga…

El objetivo es simple: conseguir pruebas de los miembros que dirigen el cartel y echar cerrojo al negocio. Pero conseguir dicho objetivo es muy complicado ya que los traficantes son hábiles y escurridizos, y tienen la llave que abre y cierra todas las puertas en este mundo: el dinero.

http://www.youtube.com/watch?v=a_zJDJGJ82M&feature=related

Durante 5 temporadas y 60 episodios, brillantes del primero al último, brillantes, vemos todos los ángulos de un problema algo más complejo que la típica historia entre buenos y malos. Aquí todos los personajes, hasta los más honrados, son buenos y malos a la vez, son… humanos. Tal vez éste es el gran secreto del éxito The Wire, el haber creado unos personajes más verídicos que los humanos de verdad…

The Wire muestra, denuncia a la vez que asume que la realidad es la que es, critica con criterio la corrupción dentro de la ley, las lealtades cruzadas al interior de los cárteles de la droga y la problemática social conectada con el narcotráfico: menores, crimen, educación, incluso la prensa.  Todo está orgánicamente conectado en esta serie que se nutre de Los Sopranos y clásicos como Policías de Nueva York. Sólo que el toque Simons, el de su creador, se nota…

Pero… ¿qué es realmente The Wire? Tal vez la pregunta es… ¿qué no es The Wire?  Policías cuyo presupuesto no da para comprar ordenadores y en pleno siglo XXI hacen informes con tipex y máquinas de escribir;  vendedores de drogas que ganan tanto dinero que lo regalan porque no tienen  más lugares donde esconderlo, y encima, terminan siendo responsables e influyentes ciudadanos de Baltimore; ambiciosos políticos cegados por el poder que no ven más allá de sus bolsillos, jefes de policía que maquillan estadísticas sobre el crimen de la ciudad para salvar sus traseros, profesores que lidian con críos capaces de usar una horquilla de pelo como arma mortal, periodistas que inventan historias para conseguir grandes tiradas y no ser despedidos…  Cualquier cosa es posible en The Wire, pero lo más espeluznante es que esta serie está tan bien hecha que la mayoría de las veces no puedes distinguir  la realidad de la ficción.

Brillante de la primera a la última secuencia, The Wire fue creada por el padre de las series de TV actuales: David Simons. Escritor, periodista, guionista y productor, trabajo 12 años para el Baltimore Sun cubriendo crímenes y sucesos, vamos, todo un reportero de la crónica negra de Baltimore; así que conocía la realidad de primera mano e incluso uno de los co-guionistas fue policía en ese misma ciudad, por lo que no es de extrañar que la ficción le saliera tan redonda. Lo que trabajaron con él cuentan que ya como periodista Simons era un crack tanto que sus compañeros hablaban de un estilo propio: el periodismo Simons

Después de The Wire –y siempre para mi venerada HBO- ha hecho Generación Kill (2009)–también brutal- y desde hace tres meses escribe, produce y dirige para la HBO la serie Treme (las historias de un grupo de músicos del barrio de Treme, en Nueva Orleans, tras el paso del huracán Katrina). Aún no he visto nada de Treme pero lo estoy deseando… Por lo que se ve, Simons nunca decepciona…

Es una serie donde miman los guiones. Los diálogos son perfectos, con el punto exacto de información al tiempo que de ingenio. No hay nada fuera de lugar. Las tramas se entrelazan perfectamente como si ese fuera su destino sin ver por ningún lado los hilos de la marioneta que maneja el guionista.  La ejecución es limpia y cristalina: todo pasa por algo, pero ese algo de trata de forma tan sutil que jamás se hace evidente al espectador hasta el momento justo y necesario…  Todos los personajes tiene una razón de ser y sólo salen cuando deben, incluso el protagonista, McNulty, un poli de origen irlandés que… en fin, mejor que se presente él mismo…

Y todo ello se expone logrando un equilibrio perfecto entre la información, el entretenimiento y la crítica los estamentos sobre los que se sustenta la sociedad actual: autoridades políticas, policiales, jurídicas, medio de comunicación y educación.  Un círculo cerrado controlado por unas cantidades ingentes de dinero que realmente sólo  puede provenir de un sitio: drogas, criminales… Que a su vez, en la sociedad en la que viven, éste es el único camino que les dejan para sobrevivir… Y todos somos responsables de todo, aunque nos empeñemos en echar la culpa a otro…

Hay algo que me ha enseñado The Wire y que… realmente es triste pero es así: no importa las cárteles que deshagas, los políticos, periodistas, abogados o policías corruptos que desbanques, siempre detrás vienen otros y esos otros llegan aún con más fuerza, con más rabia, con más odio, con más violencia, ya que lo anterior les parece poco… Y son cada vez más jóvenes, con lo que su criterio, su visión del mundo y de la vida es muy probable que no esté formada o que sólo esté en ese mundo de crimen, drogas y pobreza que conocen… Realmente, el futuro no es muy halagador. Pero el mensaje de The Wire va más allá: a pesar de que todo es una mierda, hay que seguir luchando sino la mierda nos va a llegar al cuello y ya sí que ninguno podremos salir… Con suerte, alguna generación reaccionará y algunas cosas podrán volver a su lugar… When it´s not your turn…

En cada  temporada de The Wire sucede algo que a los guionistas españoles jamás nos dejarían hacer: se toman su tiempo en arrancar la historia, ya que las historias necesitan tiempo para que luego vayan encajando todas las piezas. De modo que hasta el tercer o cuarto capítulo no empieza a generarse un ritmo que ya va imparable hasta el final… Yo estoy segura de que si esta serie fuera española, la habrían quitado tras el capítulo uno, ya que aquí no dan tiempo a que las series se asienten. Todo necesita su tiempo, un tiempo moderado pero necesario que aquí en España rara vez respetan. Sin embargo, por favor, mirad cómo empieza The Wire

¿No es genial? Esta serie va creciendo en cada temporada, para mi gusto se ralentiza un poco en la cuarta pero la quinta es magistral –y también, la primera y la segunda, y la tercera XDDD-. Realmente merece la pena verla…

Y os dejo con una de mis escenas favoritas. Tal vez no es la mejor pero me encanta: cero diálogos y toque justo de humor.

Anuncios

~ por Guiolista en 3 julio, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: