Michael Gambon me capturó…

Acabo de volver del West End. Ir al teatro en Londres es un veradero placer. Es martes pero el Duchess Theater estaba casi lleno… La obra absolutamente brillante y minimalista: Krapp´s last tape (La última cinta de Krapp. 1958) de Samuel Beckett.

Beckett fue un novelista, crítico, poeta y dramaturgo irlandés de origen francés. Digno discípulo de Jame Joyce –fue su asistente-, es el representante clave del llamado teatro del absurdo.

Los críticos de su obra la tachan de sombría, minimalista y profudamente pesismista, algunos incluso de nihilista y, sobretoo en sus últimas obras, algo críptico. Sin embargo, esta oscura negatividad de Beckett va siempre de la mano de un particular sentido el humor, negro y sórdido al mismo tiempo…

En 1969 recibió el Premio Nobel de Literatura “por su escritura, que, renovando las formas de la novela y el drama, adquiere su grandeza a partir de la indigencia moral del hombre moderno”.

Samuel Beckett nació en suburbio de Dublín en 1906 y falleció a los 89 años en París, en 1989. Este vídeo se grabó dos años antes e su muerte…

Su obra más conocida es Esperando a Godot –una obra que hace honor a su título ya que Godot jamás aparece :DDD-. Pero todos sus escritos giran a un monotema: la condición humana, la dolorosa y patética condición humana; y Krapp´s last tape es buena prueba de ello y usa en ella unas herramientas muy frecuentes en su escritura: sinlecio contra ruido, sentido versus “sinsentidos”.

La versión de La última cinta de Krapp que he visto esta noche me ha resultado muy cinematográfica: un fondo negro, una mesa y una silla en mitad del escenario y una lámpara cenital como única iluminación de la escena. Ah, y por supuesto, un magnetofón con la última cinta de Krapp…

Debo confesar que mi inglés aún no es tan bueno como para compreder al 100% una obra de Beckett en inglés :DDD –ya tiene miga en español, ni os cuento en el idioma original-; así que a la salida del teatro he recurrido a la ayuda de los Hughes para aclararme algunos puntos de la obra :DDD. Para mi satisfacción, había entendido más de lo que pensaba, pero no porque mi inglés sea bueno sino porque el actor que representaba la obra –y sí, EL ACTOR, porque sólo había uno- es un bendito crack: Sir Michael Gambon

A lo mejor así, a palo seco, no le reconocéis pero seguro que si le ponemos una larga barba blanca, una capa y una varita MAGíca lo ubicáis enseguida :DDD

Y aunque Albus Dumbledore (Michael Gambon) es uno de los mejores ingredientes de la versión cinematográfica de Harry Potter, prefiero recordarlo en su papel en la genial película de Peter Greenaway, El cocinero, el Ladrón, su Mujer y su Amante (The Cook, the Thief, His Wife and Her Lover. 1989)…

Gambon está considerado uno de los mejores actores de teatro británico -es irlandés como Beckett- y en La última cinta de Krapp lo demuestra con creces. Durante los primeros 10 minutos de los 55 que dura la obra, no hace falta conocer más idioma que el del silencio, ya que Gambon no dice una palabra pero en cambio no deja de hablarnos de su estado de desisidia con los harapos que lleva, de su desmesurado gusto por las bananas, de su angustia vital y sus desesperación por el tiempo pasado, me jor dicho, por lo que dejó de hacer: arrepentimiento (al menos ésta la conclusión a la que hemos llegado los Hughes y una servidora ;D)…

…Arrepentimiento, culpa, qué hay más humano que eso.  Krapp (Michael Gambon) es un tipo que (al parecer) cada cumpleaños –y éste es el número 39- tiene la misma rutina: grabar su vida en unas cintan de carrete abierto en un viejo magnetofón, y oír una y otra vez lo que grabó otros años en ellas. Como si el magnetofón fuera su conciencia que le recuerda una y otra vez sus errores, sus miedos, un pasado algo oscuro aunque nunca llegarmos a vislumbrar por qué. Sólo sabemos que algo pasó con una mujer. Una mujer que pudo ser su esposa, su amante… su madre. No lo sabemos y tal vez Beckett quiere que así sea porque lo que aquí importa e impacta es cómo se siente Krapp al oír y grabar es esas cintas, al repasar de tan agria forma su vida y no el porqué se siente así.

Gambon clava el personaje en cada gesto, en cada mirada, en cada silencio. No sé si es por su cojera, por su modo de pelar bananas o por los chasquidos que provocan sus uñas al pasaro sus dedos por la mesa, pero el caso es que no puedes quitarle los ojos de encima durante toda la obra. Con sólo levantar una mano, llena completamente es parco escenario y lúgubre.  Nunca llegas a saber que sucedió realmente pero… sientes que la vida de Krapp apesta como la ropa que lleva puesta.

Antes dije que me resultaba muy cinematográfica, y no es sólo porque apenas se habla en la obra o porque es muy… visual. Sino porque usa recursos más propios del cine que del teatro: muchas de las acciones sucenden fuera de campo y Beckett juega con el sonido para suplir lo que no vemos; además, Krapp nunca habla al público ni da explicaciones de nada, él es el único que sabe lo que acontece en su interior -y para él se queda-y todo fluye de dentro hacia afuera, como en los personajes del cine -al menos, como debería ser en los personajes del cine-, sus pensamientos se deducen por sus acciones y no por sus palabras -menos es más-. Y cuando Krapp habla sólo lo hace con el magnofón, sólo lo hace cuando se graba su voz o cuando oímos su voz ya grabada con textos tan beckettianos como:

Perhaps my best years are gone. When there was a chance of happiness. But I wouldn’t want them back. Not with the fire in me now. No, I wouldn’t want them back…

Si alguno tiene oportunidad de verla, se representa hasta el 15 de noviembre.

A pesar de la dificultad que supone penetrar a Beckett y de mi insuficiente nivel de inglés –por el momento ;D-,  he disfrutado mucho esta obra y, sin duda, Michael Gambon me ha capturado, como podéis apreciar en esta foto de Stephen Hughes :DDD…

Anuncios

~ por Guiolista en 12 octubre, 2010.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: