En busca de la perfección…

Cuando vi Black Swam (Cisne Negro. 2010) tuve clarísimo que narra la historia de una bailarina que busca la perfección hasta el delirio, hasta el punto de no poder distinguir qué es real y qué no lo es…

Sin embargo,  la intención del director y creador de la historia, Darren Aronofsky, fue hablar sobre el inquietante acecho de un doble; y las sinopsis que he leído de la cinta describen  su argumento como una lucha entre  rivales por el puesto de primera bailarina en una compañía de ballet en Nueva York…  Sí, todo eso está en la película, pero para mí no es la esencia de la misma…

Está claro que una película puede interpretarse de tantas formas como personas la vean y creo que eso es lo mágico del cine, de las historias…

Aronofsky siempre me ha fascinado:  Pi (1998), escrita y dirigida por él mismo;  Réquiem por un sueño (2000), basada en la novela homónima de Hubert Selby Jr, y escrita por el propio Selby Jr y por Aronofsky. The  Wrestler (El luchador. 2008), con guión de Robert D. Siegel y una de las películas clave del 2008, etc….

Reconozco que no siempre he comprendido al cien por cien su cine, quizás porque siempre ha tratado el lado más oscuro de sus personajes, llegando a una profundidad casi humana, ¿y quién comprende a los humanos al cien por cien?…  Lo que sí es seguro es que un film suyo jamás me ha dejado indiferente…

Black Swam es uno de esos films que no da lugar a puntos medios: o lo amas o lo odias, o conectas con él o te resulta grotesco y exagerado, incluso enfermizo…

La historia de Cisne Negro germinó en Aronofsky cuando su hermana estudiaba danza en la High School of Performing Arts en Nueva York. Aparte, desde hace tiempo exploraba la idea de “ser acechado por un doble” en varios de sus proyectos de guión. Además, vio varias representaciones de  El Lago de los Cisnes y le cautivó la dualidad  entre el Cisne Blanco y del Cisne Negro. Sin duda, la danza, el ballet era un mundo lo suficientemente aislado como para desarrollar plenamente la película que bailaba en su cabeza desde hacía años…

Curiosamente, Aronofsky llamó Black Swan a una pieza de su film anterior, The Wrestler (2008), donde narra un romance entre un luchador y una bailarina: “Algunos consideran a la lucha como el arte más bajo -si es que lo llaman arte- y al ballet algunos lo consideran el arte más elevado. Pero era asombrosa para mí la similitud que tienen los intérpretes en cada uno de esos mundos. Ambos hacen un uso increíble de sus cuerpos para expresarse.”

La idea es sin duda alguna  “aronofskyana” pero los que le dieron cuerpo fueron John McLaughlin y Mark Heyman, ambos culpables del magnífico guión de este film…

Al menos magnífico para mí, ya que representan perfectamente en cada secuencia algo tremendamente complejo de narrar cinematográficamente: el interior de un personaje… ¿Cómo cuentas lo que siente, padece, sufre y piensa un personaje sin abusar de diálogos explicativos y aprovechando al máximo los límites de la imagen?… Cierto que contaban con un medio de expresión brutal: la danza, el ballet. Pero aún así, mostrar el interior de Nina, (Natalie Portman) en puras imágenes es un ejercicio de guión magistral…

Aronofsky, McLaughlin y Heyman han cuidado cada mínimo detalle del guión, y parece que se han esmerado especialmente en los personajes, ya que todos ellos están sólidamente construidos y los actores que los representan devoran la cámara cuando salen a escena: Barbara Hersey, fantástica en el papel de madre autoritaria y ex bailarina celosa de su propia hija; el brillante actor francés, Vincent Cassel, como el déspota director de la compañía, al tiempo que talentoso e instintivo ser humano; la joven Mila Kunis, como talentosa rival y sexy amiga e la protagonista; Winona Ryder, como la ex y acabada primera bailarina a la que sustituye Nina, sublimemente interpretada por Natelie Portman.

Portman se interesó en esta historia en el año 2000, cuando aún ni siquiera estaba escrito, y desde entonces lleva trabajando estrechamente en este film con Aronofsky. La actriz  ha comparado la naturaleza de thriller psicológico con el film Rosemary´s baby (Polanski. 1968) y Aronofsky  con Repulsión (1965) y El Inquilino (1976),  ambas de Polanski y, sin duda, de  gran influencia en esta cinta.

Natalie Portman ya ha ganado el Globo de Oro a mejor actriz por Black Swam y lapelñicula tiene 5 nominaciones a los Oscar, incluyendo mejor película, director y actriz (Portman).

“Pensé que eso era muy interesante porque esta película es, en muchas formas, una exploración del ego de un artista y esa especie de atracción narcisista para consigo mismo que es al mismo tiempo repulsión.” (Natalie Portman)

Según leí, Portman y Kunis empezaron un entrenamiento de seis meses antes de comenzar a filmar para dar una imagen física de bailarinas. Georgina Parkinson, profesora de ballet del American Ballet Theater, entrenó a los actores en esta disciplina… Sólo para escenas específicas, las bailarinas profesionales Sarah Lane y Maria Riccetto fueron las “dobles de baile” de Portman y Kunis respectivamente. Pero Aronofsky dijo que Portman, “excepto en las tomas en las que tenía que estar “en punta” por mucho tiempo, siempre es ella en la pantalla. No usó mucho a su doble.”

De todo los que vi y sentí al ver esta película: música, maquillaje, efectos especiales, tremenda fotografía, dirección, actuación… De todo ello, me quedo con la esencia: la búsqueda de la perfección… De cómo un objetivo se convierte en obsesión, de cómo podemos llegar a autodestruirnos nosotros mismos…

Siempre he pensado que la mente humana es muy poderosa: puede llegar a convencernos de lo que queramos, tanto bueno como malo… El sufrir o el reír casi dependen al cien por cien de nosotros mismos…

La belleza de Black Swam radica –al menos para mí- en la entrega total y absoluta de un ser humano, una bailarina en este caso, por conseguir su sueño: ser perfecta en su arte… Y nada la detiene, ni siquiera ella misma para conseguirlo. Y nada la asusta, ni siquiera la muerte… Porque para ella la felicidad es la perfección y sólo alcanzándola quedará en paz consigo misma…

La forma de conseguir lo que busca es oscura, aterradora e incómoda de ver para muchas personas, ¿pero qué lado oscuro humano no lo es? ¿Quién no es al menos dos personas a la vez? ¿Quién no ha encontrado en sí mismo a su mayor aliado y al tiempo a su mayor rival?

Para mí este film trata sobre la naturaleza humana y de cómo podemos ser capaces de autodestruirnos si dejamos que nos domine…

 

 

Anuncios

~ por Guiolista en 9 febrero, 2011.

Una respuesta to “En busca de la perfección…”

  1. […] Actualizados : En busca de la perfección… Wallace & Gromit… Magia con plastilina… El pececito […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: