Ángeles en América: Dios muere cuando el hombre deja de creer en él

A veces –sólo a veces  :DDD- es un gustazo ser una ignorante, ya que una ignorante siempre tiene un montón de nuevas y sorprendentes cosas que aprender y descubrir… Por eso ha sido un placer descubrir una Obra Maestra que la HBO –cómo no- emitió en el año 2003: Ángeles en América

Corre el año 1985, Dios ha abandonado el Cielo, Reagan está en la Casa Blanca y el sida amenaza a muerte, todo ello aderezado con un elenco de actores espectacular, música de Thomas Newman y una alta dosis de comedia… ¿Cómo no seguir viendo una historia que empieza así, no?

Ángeles en América es una miniserie de dos capítulos de tres horas cada uno: “El Milenio se aproxima” y “Perestroika“… Sé que suena largo, pero os aseguro que se beben como agua. Se llevó 11 premios Emmy de la TV  y Stephen Holden, el prestigioso crítico de cine de The New York Times, la calificó como la mejor “película” del año 2003…

Nada más y nada menos que Mike Nichols dirige esta historia que transcurre en Manhathan donde Prior Walter (Justin Kirk) – un homosexual enfermo de SIDA- confiesa a su novio Lou (Ben Shenkman) que está enfermo. Acto seguido, Lou –cobarde donde los haya-desaparece, dejando a Prior solo antes esta terrible enfermedad; eso sí, sin perder ni una pizca de sentido del humor ni el apoyo de su fiel amigo Belize (Jeffrey Wright).

La enfermedad y la soledad destrozan a Prior y la culpa consume a Lou, al mismo tiempo que Joe Pitt (Patrick Wilson) –un abogado republicano y  mormón bien metido en el armario- es presionado por su jefe Roy Cohn (Al Pacino) – un influyente y astuto  abogado que trabajar para el Departamento de Justicia- para aceptar una oferta de trabajo en la mismísima Casa Blanca. Tanto Pitt como Cohn esconden su verdadera identidad (homo)sexual: Pitt por su vergüenza y su religión, Cohn para conservar su poder.

Mientras, la esposa de Pitt, Harper (Mary-Louise Parker), toma Valium como si fueran chicles, usando las alucinaciones que este medicamento le provoca para evadirse de su realidad: un matrimonio sin sexo.

Cuando Harper se entera de que su marido es gay y que se casó con ella sabiéndolo, ésta desaparece de su vida y es cuando entra en escena la peculiar madre de Pit, doña Meryl Streep, una mormona de cabo a rabo cuya intervención, cosas de la vida, será vital para ayudar a Prior a tomar una importante decisión…

Ya que, en medio de toda esta comedia de enredo, a Prior se le presenta un ángel mensajero, el Ángel de América, (Emma Thompson) que le informa que Dios ha abandonado el Cielo y le señala a él como el nuevo profeta encargado de que Dios vuelva a “casa”… ¿Y cómo? Prior debe conseguir que la humanidad deje de  “moverse” –de evolucionar, avanzar, aprender…-,  ya que este “movimiento” produce terremotos en el Cielo que llevarán a éste a su destrucción final.

El dramaturgo, guionista y ganador del Pulitzer Tony Kushner es el autor de este argumento raro y absurdo al tiempo que maravilloso y profundo…   Kushner -al igual que el dramaturgo sueco  Ibsen-, ha creado una historia que no se limita a la comedia de enredo, sino que además te hace cuestionarte muchas cosas vitales y genera debates sobre diversos temas sociales…

Kushner tiene una peculiar manera de escribir: sus actos son más corto pero muy intensos, pero sus escenas son largas, aunque únicas debido a los conciso e impactante de sus diálogos y monólogos; y su estructura es la más eficaz: la tradicional. Pero lo más genial de Kushner es que no tiene miedo a nada: en el momento más dramático puede aparecer su mejor comedia, en el momento más cómico, su pensamiento más profundo. En el instante más serio, la fantasía más extrema…  Si el estilo de Kushner se pudiera describir en una palabra, creo que esa palabra sería RUPTURA

Realmente su forma de escribir es un reto para cualquier actor o actriz, por ello no es de extrañar que el elenco de Ángeles en América incluya a tal lista de megaestrellas… Y unos de los retos que Kushner propuso desde el guión –ya desde su versión teatral- fue que los actores hicieran varios papeles dentro de la misma serie… Así, casi todos los actores de esta miniserie hacen varios roles, y uno de los más memorables es el de Meryl Streep haciendo de rabino –yo no la reconocí hasta que vi los título de crédito jajajja-, está brutal…

Originalmente, Ángeles en América era una exitosa obra de teatro escrita por el propio Kushner, y aún con la increíble dirección de Mike Nichols,  su versión televisiva  sigue siendo muy teatral. Kushner  la adaptó –sobretodo el último acto- para la televisión pero aún así, mantiene intacta su esencia original: teatro. Pero está tan bien dirigida, escrita y actuada que ese  “detalle” no molesta…

… En parte porque el argumento te captura, sobre todo la temática anclada en el fondo de esta comedia: Dios, aburrido ya de los ángeles, creó al hombre. Luego, se aburre de los hombres y también los abandona a su suerte. Y lo peor –o lo mejor, según se mire- es que abandona a toda su creación con la intención de no volver jamás…

… Cuando Kushner  habla de la Muerte de Dios –al menos tal y como se propone en Ángeles en América-, lo hace usando la filosofía del “Nihilismo y la Muerte de Dios” de Nietzshe:  La vida  tiene un sentido porque algo exterior a ella se lo da. Con la muerte de Dios sobreviene la crisis del sentido y el convencimiento de que la existencia es absolutamente insostenible, vacía, carente de sentido… El “nihista pasivo” no cree en ningún valor, puesto que considera que todo valor es posible sólo si Dios existe, y Dios no existe; termina en la desesperación, la inacción, la renuncia al deseo, el suicidio…

… Contra ese nihilismo pasivo, Nietzsche reacciona con el nihilismo activo: por un lado, los valores no caerán por sí solos sino que serán destruidos directamente por la voluntad de poder que los niega. Y por el otro, es condición necesaria para que la voluntad de poder cree nuevos valores….

La crítica Nietzsche a la cultura occidental se centra en que ésta quiere crear una civilización nueva antes de que la antigua sea definitivamente derrumbada… Para Nietzsche toda cultura que crea en la existencia de una realidad absoluta, realidad en la que se sitúan los valores objetivos de la Verdad y el Bien, es una cultura nihilista. En la medida en que el cristianismo esta realidad absoluta en la figura de Dios, a la que le opone el mundo de las cosas naturales, y en la medida en que, según nuestro autor, dicho mundo “superior” es una pura nada, la cultura cristiana, y en definitiva toda la cultura occidental, es nihilista pues dirige toda su pasión y esperanzas a algo inexistente, despreciando de modo indirecto la única realidad existente, la realidad del mundo que se ofrece a los sentidos, la realidad de la vida….

…Una realidad de vida que es la que al final escoge Kushner, a través de su personaje protagonista: Prior, ya que como diría Nietzsche: Dios muere cuando el hombre deja de creer en él…

 

Anuncios

~ por Guiolista en 3 marzo, 2011.

3 comentarios to “Ángeles en América: Dios muere cuando el hombre deja de creer en él”

  1. La pagina de tu Blog se ha actualizado…

    [..]Articulo Indexado Correctamente en la Blogosfera de Sysmaya[..]…

  2. Me interesa la temática y donde la puedo conseguir en español. Es una serie o película? Saludos
    Bibiana

    • Es una miniserie norteamericana. La puedes conseguir en DVD en Amazon, por ejemplo.
      Saludos y disculpa la tardanza en responder. una mala racha ;).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: