XXY

El señor Gallego ya me lo dijo años atrás: Un día te será difícil encontrar películas que realmente te sorprendan… Yo no le creí, pero ahora puedo comprobar que es cierto. La mayoría de las veces siento que ya vi la peli, aunque sea totalmente nueva. Conozco las historias, son predecibles, si me salto alguna parte puedo seguirla perfectamente. Y veo muchas películas, muchas con las esperanza de ser sorprendida de nuevo… Por suerte, de vez en cuando aún ocurre el “milagro” :DDD…

El señor Artily me recomendó esta cinta argentina hace tiempo y ahora la señorita Rendón me habló de ella ahora de nuevo y me pasó el DVD… El film en cuestión es “XXY” (2007), escrita y dirigida magistralmente por Lucía Puenzo –basada en la historia de Sergio Bizzio-. Y creo que esta peli sorprendería hasta al mismísimo señor Gallego

XXY narra la historia de Alex (Inés Efron), una adolescente de 15 años que esconde un secreto. Sus padres, Kraken (Ricardo Darín) y Suli (Valeria Bertuccelli), que han tenido a Alex en una cabaña apartada del mundo para proteger su secreto,  reciben la “visita” de una pareja de amigos que vienen desde Buenos Aires con su hijo de 16 años, Álvaro (Martín Piroyanski). Las mujeres fueron amigas íntimas en el colegio, pero ya no tienen nada en común. Sus esposos se detestan. Y sus hijos están en esa edad que sólo se puede describir viviéndola…

Hay dos cosas que me gustan especialmente de la peli. Una es el mensaje:   “El sexo no hace a las personas… O las dos cosas…”. Cierto que es más sencillo poner todo en cajas bien etiquetadas, parece que nos sentimos más seguros cuando todo “tiene su lugar”. Pero eso no significa que las personas a las que pongamos esa etiqueta pertenezcan a esa “caja” que hemos designado socialmente para ellas… Y los primeros que sufren por esas etiquetas son las personas etiquetadas en ellas…

Y es curioso, lo que hacemos cuando alguien quiere salirse de la caja es tratar de mantener firme la etiqueta; así que uno tiene que elegir, no se puede ser dos cosas o tres o ninguna, se tiene que ser una, se tiene que escoger una etiqueta para poder sobrevivir dignamente en sociedad sin ser… “marcad@”… Pero ¿y quién no es raro? ¿Quién realmente pertenece a la etiqueta que le ha sido asignada?…

La otra cosa que me gusta muchísimo de este film es como Lucía Puenzo la abordó: no actuó como juez al escribirla, sólo como testigo ocular de una realidad muy complicada para quien la sufre y los que le rodean… De modo que no es sólo Alex quien tiene que escoger, también el espectador tiene que hacerlo -por ello el final de la peli me parce genial ;D-…

Nacer hombre o mujer es toda una ventaja, ya que no te da opción de pensar, eres hombre o eres mujer –independientemente de que luego escojas una orientación sexual u otra, incluso de que decidas cambiar de sexo: si cambias de sexo es porque naciste con otro-… Tampoco escoges a tus padres, ni a tu familia, etc… Dentro de todo, no tener opciones te coloca en una cómoda situación y nos hace sentir seguros en nuestras “cajitas” etiquetadas…  ¿Pero qué pasa cuando tienes la opción de elegir? ¿Qué pasaría si todos tuviéramos esa opción antes de nacer? Madre mía, si ya nos cuesta decidir qué comprar en el supermercado…

En la peli cuentan como Kraken (Ricardo Darín) y Suli (Valeria Bertuccelli), los papás de Alex  (Inés Efron), dejaron Buenos Aires nada más nacer su hij@ para ir a vivir a una cabaña totalmente aislada del mundo. Su idea era que Alex creciera protegida y feliz lejos de los prejuicios de la sociedad, y que al alcanzar la pubertad, pudieran decidir juntos qué camino escoger… Pero ni siquiera las buenas intenciones hacen fáciles las decisiones importantes de la vida…

Después de ver la peli, quise saber más sobre éste cromosoma extra tan especial y descubrí que se presenta en uno de cada 500 ó 1000 nacimientos de varones y es una anomalía genética que provoca que el sujeto en vez de tener dos cromosomas que determinan el sexo tengan tres: en vez de XX o XY es XXY.  Lo llaman el síndrome de Klinefelter, aunque muchos de los portadores de este triple cromosoma sexual nunca llegan a desarrollar ningún síntoma…

…Es decir, en cierto modo, cualquiera de nosotr@s pudo ser XXY…

Anuncios

~ por Guiolista en 15 abril, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: